La zorra y los racimos de uvas


 

Estaba una zorra con mucha hambre, y al ver colgando de una parra unos deliciosos racimos de uvas, quiso atraparlos con su boca. Mas no pudiendo alcanzarlos, a pesar de sus esfuerzos, se alejo diciéndose:

– ¡Ni me agradan, están tan verdes!

MORALEJA: No hay excusas para nuestra impericia. No culpes a los demás de lo que eres capaz de alcanzar.

VALOR APRENDIDO: El esfuerzo por superarnos. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir